Casa Gómez

foto-alberto2En estos tiempos en los que a veces cuesta encontrar lugares de cocina tradicional a un precio razonable, da gusto visitar Casa Gómez, un restaurante secular de Cercedilla que ocupa el mismo edificio desde 1880 cuando la familia Gómez abrió allí una tienda de ultramarinos. Más cercana a nuestros días es la segunda dirección, Los Sarmientos de Gómez, en la carretera hacia Los Molinos, de la que también se ocupa la cuarta generación de la familia.

En esta ocasión nos detendremos en Casa Gómez, que está justo enfrente de la estación de tren de Cercedilla. Cualquier excusa para visitar la sierra de Madrid es perfecta en esta época del año, ya sea para dar una caminata hacia Siete Picos, recorrer el Valle de la Fuenfría o hacer el camino Schmidt. Una opción también recomendable es subir hasta Cotos en el tren de la nieve que sale regularmente en los meses de invierno desde Cercedilla. Un viaje de 40 minutos que tiene mucho encanto. Y nada mejor que reponer luego fuerzas en algún restaurante de la zona, como es el caso de Casa Gómez.

Había estado allí hace justo un año, me gustaron sus propuestas, pero entonces no probé su cocido, que forma parte del menú de fin de semana. Estamos en época de frío, temporada alta de un plato que, pese a ser típicamente madrileño, no cuenta con tantas direcciones fiables como cabría suponer. Gómez, definitivamente, es una de ellas. Lo hacen los miércoles, sábados y domingos. Y resulta una elección acertadísima siempre. En dos vuelcos, tras la sopa de fideo gordo, como tiene que ser, el segundo vuelco se presenta en una bandeja de barro en la que no falta nada, ni siquiera el relleno. Buena carne de morcillo, chorizo, morcilla de arroz y tocino, con los garbanzos en su punto justo.

La carta de Gómez presenta muchas otras propuestas y ninguna es baladí. Las croquetas caseras tienen ganada fama, cremosas y plenas de sabor. Las carnes de la sierra de Guadarrama son notables, lo que se observa en cada plato, como en el escalope de ternera servido con unas finas patatas fritas, que siempre son un buen termómetro para medir la preocupación culinaria de un restaurante. La carta no descuida los pescados e incluye otras propuestas ambiciosas, diferentes, que muestran la inquietud de la cocina de Irene Gómez, como la sopa de boletus y castañas, el queso de cabra gratinado con cerezas y tomate o el hojaldre con langosta y espárragos verdes. El otro día, formando parte del menú de fin de semana, ofrecían muy buenos calamares en su tinta.

Los postres son de corte clásico, aunque también buscan salir del sota, caballo y rey, como sucede en el caso del excelente helado de queso y miel o la finísima tarta de manzana. Buen pan y café. Vinos clásicos y servicio cordial.

gomez

Más info: www.restaurantegomez.es
Dirección: C/ Emilio Serrano, 32 – 28470 Cercedilla (Madrid)
Teléfono: 918 52 01 46
Email: restaurantegomez@hotmail.com

restaurantegomez@hotmail.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s